5 razones para que incluyas sopas en tu menú de otoño

Azahar Salud
 

Las sopas son una deliciosa, barata y reconfortante opción para la temporada. Siempre nos ha encantado el agradable calor que aporta un bol de sopa en la mano con un desapacible día de otoño o invierno de fondo. Hay pocas cosas más relajantes, perfectas y nutritivas para esta época del año. 

Una receta de sopa ofrece tantas variantes como gustos tiene el paladar, es imposible aburrirse. Hoy te vamos a dar cinco buenas razones para que incluyas las sopas en tu menú de otoño.

 

1. Las sopas son baratas

En un mundo de hipotecas asfixiantes, sueldos que no suben y presupuestos ajustados, tener en cuenta alimentos económicos y al mismo tiempo saludables es de vital importancia. Las sopas están en esta categoría. Con legumbres, cereales, carnes y pescados, verduras, con las sobras de otras elaboraciones… lo admiten todo y cunden muchísimo. Una olla de sopa puede alimentar a una familia de cuatro personas un par de días. Y lo mejor, ¡puede congelarse!

 

2. Las sopas son alimentos muy nutritivos

Si utilizas caldo de huesos de base, tus sopas serán muy nutritivas. El caldo de huesos ha sido considerado un alimento curativo desde tiempos remotos. La investigación científica ha respaldado hoy las bondades de estos consomés de los que se suele decir que “resucitan a un muerto”. Los minerales que contienen los huesos pasan al agua y son absorbidos muy fácilmente por nuestro organismo. ¡Por tanto, no tires los huesos de pollo o carne de res y conviértelos en caldo para futuras sopas!

 

3. Las sopas son fáciles de hacer

Frente a otras elaboraciones que requieren de nuestra atención absoluta durante toda su ejecución, las sopas son fáciles y permiten dedicarte a otros quehaceres. Las ollas exprés o las de cocción lenta son unos cacharritos milagrosos en estos casos, todos los ingredientes dentro, y el fuego hará el resto. A lo sumo tendrás que saltear un poco algunos ingredientes al inicio. En resumen, que no tienes que ser un chef profesional para hacer un buen tazón de sopa.

 

4. Las sopas te dejan muy satisfecho

Las sopas son un alimento excelente para aquellos que buscan reducir peso o mantenerlo. Nos dan una sensación placentera de saciedad y apenas tienen calorías. En ellas puedes usar toda clase de vegetales con un alto contenido en fibra, aprovechando los que nos da la temporada. Además, apenas necesitarás grasa para elaborarlas. Otra ventaja es que te permiten usar en ella toda suerte de especias e hierbas aromáticas, unos concentrados de la naturaleza llenos de beneficios para tu salud y que nos aportan tantos matices de sabor.

 

5. Las sopas son versátiles

Las ensaladas y las sopas son dos de los alimentos más adaptables que existen. ¿Tienes calabacines? Pícalos para agregar a un caldo de pollo y añade unos fideos; o prepáralos en puré con un poco de curry y jengibre que ayudarán a calentar tu cuerpo. Te has confundido y ¿eran espinacas lo que tenías al fondo del refrigerador? Pues puedes añadirlas a una sopa minestrone o a un guiso de lentejas. Restos de carne asada se puede convertir en una deliciosa y cremosa sopa de patatas y carne. Podríamos seguir hasta el infinito, el caso es que percibas lo adaptables que son las sopas con todo lo que tengas a mano en la despensa. Aprovechar las sobras en una sopa no sólo es económico, sino una opción muy ecológica.

 

Azahar Salud www.azaharsalud.com / La Habitación Saludable www.lahabitacionsaludable.com

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/azaharsalud/ https://www.facebook.com/LaHabitacionSaludable/