La coliflor, su mejor momento es el otoño

By Category: Otros Comments: No comment Tags: ,
Foto de Mónica Arellano-Ongpin

Estamos en la mejor temporada para comer coliflor y hay que aprovecharla. Aunque es una verdura que se da durante todo el año, está especialmente rica en los meses que van de septiembre a enero por lo que el otoño es la mejor época para comer coliflor.

El principal componente de la coliflor es el agua, se trata de un alimento de escaso aporte calórico con un bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Pero su valor nutricional es grande puesto que constituye una buena fuente de fibra dietética, Vitamina B6, ácido fólico, Vitamina B5, aportando también pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B, (como la B1, B2 y B3) y minerales (sobre todo potasio y fósforo).

Debido a su alto contenido en agua, la coliflor tiene propiedades diuréticas que se ve reforzado por su elevado contenido en agua y su bajo aporte de sodio. El efecto diurético de la coliflor es especialmente beneficioso en casos de hipertensión, retención de líquidos y oliguria (producción escasa de orina). El aumento de la producción de orina permite eliminar, además de líquidos, sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea, etc. Por ello se recomienda también a quienes padecen hiperuricemia y gota y a las personas con tendencia a formas cálculos renales.

Sin embargo, a pesar de sus múltiples beneficios para la salud, hay que recordar que en determinadas personas puede producir efectos indeseables. Su alto contenido en fibra y los abundantes compuestos de azufre en su composición pueden causar flatulencia así como algunas dificultades para su digestión. De toda la familia de las coles, a la que pertenece la coliflor, ésta es la que mejor se digiere por lo que no es necesario suprimirla en la dieta de personas con trastornos digestivos, a menos que se haya demostrado que su consumo no le sienta bien.

La coliflor puede prepararse de muchas formas diferentes ya sea como base de muchos platos o como el acompañamiento ideal de otras verduras, carnes y pescados. Es muy rica al vapor, asada, frita, estofada, hervida o gratinada. Es uno de los ingredientes básicos de una saludable menestra de verduras, puede ir acompañada de arroz o legumbres, y va muy bien con huevos ya sean revueltos o en tortilla. Ajo, pimentón y comino suelen ser sus condimentos más habituales, pero la paleta de sabores con los que se puede aderezar la coliflor no tiene por que quedarse ahí, lo admite prácticamente todo.

Por su sabor, por sus propiedades nutricionales, y por su versatilidad en la cocina, la coliflor es una verdura muy recomendable todo el año, pero especialmente en otoño.

¡Comparte esta entrada!

Deja un comentario