Me duele la cabeza… ¿por qué?

 Inma JiménezFisioterapeuta

 

Existen numerosas causas que desencadenan un dolor de cabeza, tanto es así que os asombraría la cantidad de tipos de cefaleas (o dolores de cabeza) descritas (más de 114 con sus respectivos subtipos :O ).
Entre las más conocidas, podemos encontrar la migraña, cefalea tensional, sinusitis, la cefalea derivada de los alimentos (o del hambre) o incluso, del frío (¿a quién no le ha dado alguna vez un dolor de cabeza repentino mientras comía un helado y se ha asustado pensando que se le iba a congelar el cerebro? 😉 ).

Además de éstas, una de las que casi más nos importan a los fisioterapeutas son las cefaleas cervicogénicas, debido a su gran incidencia (constituyen el 20% de todas las cefaleas) y es la tercera más prevalente. Afecta 4 veces más a las mujeres (sí chicas, tenemos toda la suerte del mundo).

 

¿Cuál es su causa?

Antecedentes traumáticos (como accidentes de coche) o no traumáticos (como posiciones forzadas y mantenidas en el tiempo) pueden a la larga desencadenarlas.

La fuente de dolor proviene de estructuras de la columna cervical como pueden ser:

Componentes articulares – recuerda que la columna cervical (cuello) está compuesta por 7 vértebras y que entre una y otra, existe un disco que las separa, formando articulaciones para que pueda darse el movimiento. Cuando alguno de éstos no ‘’trabaja’’ como es debido, provocan disfunciones que resultan dolorosas en la mayoría de los casos (y no en todas).

Componentes musculares – constituyen la parte activa de todo el sistema musculo-esquelético y con su contracción, se puede dar el movimiento. Cada músculo cumple una función y, como ocurre en el caso anterior, si unos son más ‘’vagos’’ y otros tienen que hacer su trabajo y el del compañero… ¿qué pasa? Fácil, se sobrecargan y pueden causar dolor. La musculatura que puede originar cefalea puede encontrarse en la zona cervical o en estructuras cercanas a ella, como puede ser la región escapular o la mandíbula. No os podéis imaginar la relación tan estrecha que existe entre el apriete dentario y el dolor de cabeza, pero de eso hablaremos otro día.

 

¿Cómo se presenta?

Este tipo de cefalea suele cursar con dolor de estas características:– Intensidad moderada

  • No pulsátil
  • Localizado de forma unilateral predominantemente en la región de la nuca, de la frente o de carácter difuso.
  • No se acompaña de fotofobia y náuseas (diferenciándose así de otras como la migraña)
  • A veces, el dolor puede irradiarse hacia el brazo
  • En muchas ocasiones, se acompaña de limitación en la movilidad del cuello.

 

¿Cómo podemos ayudarte?

La fisioterapia ha resultado muy efectiva en el abordaje de estos casos y en el de otro tipo de cefaleas como la tensional o la migraña, ayudando a la disminución de los episodios y la intensidad de éstos. Para esos dolores, los fisioterapeutas [que somos dueños y señores de nuestras manos y del movimiento ;-)], podemos paliar esta patología y restablecer la mecánica cervical mediante nuestro arsenal de técnicas. Acércate a vernos compruébalo.

 

Azahar Salud www.azaharsalud.com / La Habitación Saludable www.lahabitacionsaludable.com

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/azaharsalud/ https://www.facebook.com/LaHabitacionSaludable/