Aquí te pillo, aquí te cocino… saludablemente

By Category: Consejos Comments: No comment Tags: , , , , ,

Fast Good!

Azahar Salud Nutrición

 

No sólo somos defensores de comer saludable, también de la lengua española, por eso hoy hacemos nuestra versión de lo que los anglosajones han denominado “Fast Good”, que no es otra cosa que una alternativa saludable a la comida rápida (Fast Food). Porque sí amigos, es posible comer sano y rápido. Hay cientos de alternativas saludables a la hora de cocinar rápido que van más allá de abrir el paquete de pizza pre-cocinada y meterla en el horno.

Nuestra salud comienza por una alimentación equilibrada y aunque el ritmo de la vida hoy en día nos hace ir siempre apurados de tiempo, no hay ninguna excusa para no comer sano. Te damos una serie de consejos para que el “aquí te pillo, aquí te cocino” sea una experiencia placentera y por supuesto, ¡deliciosa!

 

Examina bien tu despensa y frigorífico antes de comprar

Basta con una ojeada a tu despensa y frigorífico antes de irte al mercado. Observa qué verduras o frutas tienes que consumir en breve antes de que se pongan malas y piensa en combinaciones con ellas. Si tienes unos calabacines y unas zanahorias a punto de desfallecer, ¿qué te parece hacer un risotto de verduras o bien un rico salteado con tiras de pechuga de pollo?

Intenta comprar siempre verduras y frutas de temporada y de producción local. Eso te garantizará que duren mucho más días en la nevera que esos productos traídos de lejanos confines que no sabemos cuánto tiempo llevan cosechados. También hay alimentos que nos sirven de comodín para todo, como las legumbres o los huevos, combinables con muchos alimentos y que son siempre una alternativa muy saludable.

 

Nunca tires las sobras

Todo se puede aprovechar. Si haces un pollo o cualquier pieza de carne asada o guisada no tires lo sobrante, será genial para preparar cualquier ensalada o un rápido pastel de carne. Unas piezas de pescado blanco que sobraron la noche anterior, se pueden convertir en unos ricos buñuelos en un santiamén o en los tropezones de una reconfortante sopa. Lo mismo con las sobras de arroz, que podemos aprovechar en unos tomates rellenos con algo de atún y mayonesa. ¿Y qué me dices del pan? Nunca tires el pan porque, aunque esté duro, tiene mil y un usos en la cocina. Puedes rallarlo para usarlo en rebozados o hacer croutones para ensaladas, hasta hacer budines de pan o la clásica sopa de ajo.

 

Adelanta trabajo cuando tengas tiempo

Normalmente los fines de semana tenemos más tiempo para preparar varias comidas y congelarlas en porciones individuales. s muy útil dejar hojas de lechuga lavadas en un recipiente cerrado, listas para hacer con ellas una rica ensalada los días siguientes. Antes de que el apio, las zanahorias y las cebollas se dañen, cortarlos y congélalos en bolsitas, es muy práctico tenerlas así para usar en sofritos o cualquier sopa. Igual resulta de útil tener arroz o quinoa hervida siempre en el frigorífico, ya que puedes utilizarlos en muchos platos y son muy fáciles de combinar (salteados, ensaladas, sopas, etc.).

 

La Habitación Saludable www.lahabitacionsaludable.com / síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/LaHabitacionSaludable/

 

¡Comparte esta entrada!

Deja un comentario