NEOFOBIA – “Que mi hijo pruebe algo nuevo es misión-imposible”

By Category: Consejos, niños, Psicología Comments: No comment Tags: , , ,
¿TALLERESCONSULTA ONLINEFORMACIÓN PARA EMPRESAS

 

NEOFOBIA – “Que mi hijo pruebe algo nuevo es misión-imposible”

La Habitación Saludable, PsicoNutrición

 

Es posible que no hayas oído nunca el término ‘neofobia’, pero seguro que en alguna ocasión has querido que tu hijo pruebe algún plato nuevo que has preparado y te ha dicho que sí, que ‘ya-si-eso’.

Tú preocupándote por su salud, porque esté bien alimentado, sabes que es un sabor que le va a gustar, y nada, ni siquiera consigues que se acerque a olerlo. Y seguro has oído mil veces que no hay que forzarle… En fin, ¡misión imposible!

No está todo perdido, ya verás…

 

¿Qué es la neofobia?

Como sacarás de la propia palabra, la neofobia, no es más que un rechazo a lo nuevo o desconocido. En el caso de la nutrición nos referimos meramente a la aversión o rechazo a probar nuevos alimentos, especialmente cuando se trata de probar frutas, verduras y hortalizas. Esto suele ser MUY frecuente en niños de 2 a 6 años. Sí, no es solo tu hijo… Y los motivos del rechazo pueden ser tanto el color, el olor, la textura, la forma…

Esto, a priori no es un problema, pero si no se gestiona correctamente, es posible que se llegue así hasta la edad adulta. Todos tenemos alimentos que nos gustan menos y que solo nos comemos si estamos en casa de alguien, pero cuando no eres capaz de salir de ‘sota-caballo-y-rey’, es un problema.

 

Un pequeño experimento

Nuestro equipo de psicólogos y dietistas-nutricionistas ha preparado un experimento para compara el comportamiento de cuatro voluntarios de distintas edades, cada uno por separado y luego en grupo a la hora de probar alimentos. ¿Habrá diferencias en su comportamiento cuando están solos y cuando están juntos?

Aunque el sabor de los alimentos que les hemos dado a probar es muy agradable, el aspecto les puede ‘echar para atrás’. Han probado:

  1. Crema de col lombarda
  2. Crema de coliflor
  3. Batido de plátano y canónigos
  4. Hamburguesas de lentejas (con sabor barbacoa)
  5. Tofu marinado con salsa de soja

Los chicos eran hermanos, estaban familiarizados con el lugar donde se realizó la prueba y sabían que iban a participar en un juego en el que iban a probar alimentos nuevos, pero no sabían qué alimentos iban a ser. Están acostumbrados a comer ‘de todo’, pero como a todos, hay alimentos que les gustan más que otros.

.

 

¿Qué observamos en nuestro experimento?

Los tres participantes mayores (7, 6 y 4 años) probaron todos los alimentos cuando estaban participando de manera individual. No todos los alimentos fueron de sus agrado, pero participaron activamente.

El más pequeño (3 años) no quiso colaborar de ninguna manera cuando estaba solo, se sentía presionado, el centro de atención y se mostró claramente incómodo. Sin embargo, sí probó todos los alimentos cuando estaba acompañado de sus hermanos, e incluso lideró la prueba seleccionando qué alimento probarían el siguiente en cada momento.

 

Estrategias para que los peques prueben alimentos nuevos

Sabemos que no hay una fórmula válida para todos los casos, aún así, estas son algunos consejos que puedes seguir para facilitar que tu hijo pruebe nuevos alimentos:

  1. Cuida la presentación de los alimentos en el plato (temperatura adecuada, mezcla de colores, texturas), busca una forma atractiva de llamar su atención.
  2. No le obligues a probarlo, ofréceselo en un ambiente tranquilo. No queremos que aborrezca un alimento antes de haberlo probado. Si no lo quiere tomar hoy, habrá más días.
  3. Presenta una cantidad pequeña del nuevo alimento y que si quiere, repita.
  4. Da ejemplo. Los niños aprenden por un procedimiento como <<modelado>>, hacen lo que ven que los demás hacen. Así que, come tú también, si tienes más hijos, sus primos, la mascota…
  5. Espera unos días para volver a presentarlo de nuevo. Los expertos dicen que los niños tienen que probar un alimento entre 10 y 15 veces para ver si les gusta o no. Recuerda lo que te ocurrió a ti con sabores fuertes como la cerveza, el café, el brócoli …
  6. Haz la compra de los alimentos y cocina en familia, para que se familiaricen con esos nuevos alimentos. Que los vayan conociendo poco a poco.

 

 

Esperamos que te haya servido. Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas la próxima entrada de muestro blog…   Si identificas que tienes alguna dificultad en tu relación con la comida o en algo más, ponte en contacto con nosotrosEstamos encantados de ayudarte. 🙂

 

 LAHABITACIONSALUDABLE.COM / Facebook /Instagram

nutrición nutricionista dietista-nutricionista dieta

¡Comparte esta entrada!

Deja una respuesta