Baby Led Weaning (BLW)

By Category: Consejos, Talleres Comments: 2 comments Tags: , , ,

Baby Led Weaning

Carlos García, Dietista-Nutricionista, Farmacéutico clínico

 

A todos los padres nos preocupa que nuestros hijos crezcan sanos, por lo que una de nuestras mayores inquietudes es: saber qué les damos de comer, si es lo que necesita a su edad, si lo estamos haciendo bien o mal… y a veces, puede resultar más estresante de lo necesario.

Sobre todo estas dudas vienen cuando eres primerizo. Tú estás intentando  adaptarte a la nueva situación en casa, a dormir menos, a no disponer de tu tiempo como antes… y encima tienes a tu cuñado diciéndote: «lo mejor es que los niños tomen un buen biberón con cereales a la hora de dormir, así no se despiertan a mitad de noche»; o a tu vecina: «No es bueno que le des aguacate tan pequeño»… Y tu piensa: «¡¿me queréis dejar en paz?!»

Y bien, como habrás descubierto ya… hay mil maneras de hacer esto; cada maestrillo tiene su librillo, y una receta no vale para todo. Desde LHS no queremos ser los pesados que te vienen con ‘la lección definitiva’. Pero sí nos gustaría aclarar alguna de tus dudas.

Seguro que ya has oído hablar de baby led weaning (BLW) en más de una ocasión. Esto que, al utilizar el nombre inglés, parece algo muy novedoso o raro, es, sin embargo, de lo más normal del mundo. Si no me crees, déjame que te cuente de que va y pregúntale a tu madre, ya verás que ella ya lo hacía en su época sin necesidad de darle un nombre raro.

 

¿Qué es BLW y cuáles son las ventajas?

Baby led weaning en español es algo a sí como destete guiado por el bebé. Es decir, dejar que el bebé vaya tomando consciencia, A SU RITMO,  de los distintos sabores y texturas propios de cada alimento e intentar transmitir . Se le ofrecen alimentos hervidos que no contengan partes duras y de forma alargada y un tamaño suficientemente grande para que lo pueda agarrar.

Se trata de ‘no forzar la máquina’ y hacerle comer lo que nosotros pensamos que tiene que comer, sino ofrecerle distintos alimentos y dejarle que experimente y se familiarice con ellos a la vez que el control oral va madurando.

Esto trae consigo ventajas  que acompañarán a tu hijo el resto de su vida. Estas son algunas:

  1. Respeta las señales de saciedad y permite que el bebé sea quien decida cuándo ha comido suficiente. En una alimentación adecuada no se come de menos, pero tampoco de más. Recuerda que se trata alimentación complementaria y la leche seguirá siendo su principal alimento durante unos cuantos meses más.
  2. Ayuda a familiarizarse con distintos sabores y texturas. ¿Te imaginas lo aburrida que sería tu comida si todo supiera siempre igual y siempre tuviera consistencia de papillas? Ojo, no estoy diciendo que los alimentos presentados en forma de papilla o puré sena incompatibles con esto. Sin embargo, es importante despertar en los niños interés por probar alimentos nuevos y con características distintas. Se ha comprobado que cuanto más tarde se introducen alimentos semisólidos, más difícil es conseguir que luego se coma ‘de todo’. Lo ideal es empezar antes de los 9 meses.
  3. El bebé aprende a comer solo poco a poco y desarrolla la coordinación ojo-mano-boca y su habilidad para masticar y deglutir distintas texturas.
  4. La comida es un rato que se disfruta en familia. El hecho de que todos nos sentemos juntos a la mesa y estemos comiendo ‘lo mismo’ (con pequeños matices) genera un entorno ideal para compartir y aprender.

 

¿Cuándo se empieza con semisólidos?

Durante los primeros 6 meses de vida la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que alimentemos a nuestros hijos exclusivamente con leche materna (o artificial, cuando esto no sea posible). A partir de esa edad la función renal y gastrointestinal están suficientemente maduras para digerir y metabolizar alimentos distintos a la leche, y además la leche deja de ser suficiente para cubrir sus necesidades nutricionales y se deben introducir alimentos poco a poco para complementar su alimentación.

Hasta los 8-9 meses esta alimentación complementaria supondrá a penas un 10-20% de las calorías que el bebé necesita, pero conforme pasen las semanas y el bebé vaya cogiendo destreza, ésta irá desplazando a la leche materna y pasará a cubrir la mitad de sus necesidades calóricas.

 

¿Con qué empiezo?

Puedes ofrecer en principio cualquier alimento con un mínimo de cocción (verdura hervida, por ejemplo) que esté blandito, pero que no se desata al cogerlo con la mano. Un modo de saber si tu bebé será capaz de masticarlo, es que pruebes a hacerlo tú en tu boca tratando de no usar los dientes.

Debes cortarlo en bastoncitos para que pueda agarrarlo con su mano completa. Recuerda que todavía no será capaz de hacer ‘la pincita’ con los dedos.

 

¿Alguna precaución?

Por muchas precauciones que tomemos, el riesgo de atragantamiento existe, por lo que hay unos requisitos para minimizar los riesgos:

  1. por supuesto, aunque el bebé sea cada vez más autónomo, la supervisión de adulta debe ser constante.
  2. es importante que el bebé ya se mantenga sentado por sí solo.
  3. que tenga buena coordinación para llevarse cosas a la boca.
  4. que haya perdido el ‘reflejo de extrusión’ (éste es ese mecanismo de defensa contra la asfixia, que seguro ya te ha vuelto loco en tus primeros intentos de dar algún puré, que hace que tu hijo expulse de su boca cualquier cosa que no sea completamente líquida).
  5. no dar alimentos duros como zanahoria o manzana cruda, ni muy pequeños como frutos secos o aceitunas

Es importante conocer qué hacer en caso de atragantamiento. Aquí te dejo un video en el que explican la Maniobra Heimlich en lactantes.

 

¿Qué le doy?

Si quieres aprender más acerca de BLW, apúntate a nuestro TALLER:

 A todos los padres nos preocupa que nuestros hijos crezcan sanos, por lo que una de nuestras mayores inquietudes es: saber qué les damos de comer, si es lo que necesita a su edad, si lo estamos haciendo bien o mal… y a veces, puede resultar más estresante de lo necesario.

Seguro que ya has oído hablar de baby led weaning (BLW) en más de una ocasión. Esto que, al utilizar el nombre inglés, parece algo muy novedoso o raro, es, sin embargo, de lo más normal del mundo. Si no nos crees, vente a nuestro taller (si quieres CON TU BEBÉ), y hablaremos acerca de todo esto además de preparar varios platos adecuados para los más pequeños.

El taller será guiado por una enfermera de UCI, experta en nutrición (y madre de 4!) y un dietista-nutricionista.

 

DÓNDE: La Habitación Saludable (GRANADA) – C/ Martínez de la Rosa, 2 18002

CUÁNDO: lunes 25 de marzo de 2019 de 17:30 a 19:30

PRECIO: 15€

RESERVAS: granada@lahabitacionsaludable.com  / 958 290 669

 

**Próximamente os daremos las fechas para La Habitación Saludable en SEVILLA**

 

La Habitación Saludable: www.lahabitacionsaludable.com / Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/LaHabitacionSaludable/ 

 

¡Comparte esta entrada!

Comentarios

Deja un comentario